Terapia Sexual

 La sexualidad es un área más dentro del desarrollo humano y su correcto funcionamiento contribuye al estado de salud tanto físico, como psicológico. Un problema sexual puede afectar a la relación de pareja, y llegar a mermar la autoestima y el estado de ánimo de la persona que lo padece.

En algunos casos, las disfunciones sexuales tienen un origen orgánico, sin embargo en otros, la base es psicológica, a pesar de que tienen una manifestación física. Entre los factores psicológicos que pueden afectar al funcionamiento sexual predominan los relacionados con el aprendizaje (vivencias sexuales negativas, no hacer adquirido control sobre propia respuesta sexual), la ansiedad (preocupación por si se va a tener un correcto desempeño en el encuentro sexual, miedos) y creencias erróneas sobre la sexualidad.

Las disfunciones sexuales más frecuentes son la disfunción eréctil (impotencia) y la eyaculación precoz en el varón, y la anorgasmia, el vaginismo y el bajo deseo sexual en la mujer.

La terapia sexual se iniciaría con una valoración del problema que presenta la persona, a fin de determinar cuáles son las dificultades concretas de su caso. Posteriormente, se procede a corregir posibles mitos o ideas erróneas sobre la sexualidad y se abordarían aquellos factores que pueden estar interfiriendo en la actividad sexual, como la ansiedad. Finalmente, se entrenaría a la persona en estrategias específicas para su disfunción sexual, pudiendo en este punto, incorporarse a la otra parte de la pareja.

Terapia de Pareja

 

Se tiende a creer, erróneamente, que una relación de pareja, se sostiene por sí sola, es decir, que una vez establecido el vínculo entre ambas personas, ya está garantizado el buen funcionamiento de la misma. Sin embargo, la pareja va atravesando distintas etapas como la llegada de los hijos, y otras situaciones estresantes que hace que la buena armonía se resienta.

Los problemas de pareja más frecuentes, suelen estar relacionados con la falta de comunicación o una comunicación aversiva (falta de escucha, reproches), el distanciamiento emocional, la falta de empatía y la insatisfacción.

El malestar o la insatisfacción dentro de una relación de pareja suele comenzar cuando uno de los miembros de la pareja o ambos, tienen la sensación de que aportan más a la relación de pareja de lo que reciben de ella, o cuando sus necesidades de atención, afecto o sexuales no son tenidas en cuenta.

La terapia de pareja comienza con una evaluación sobre el estilo de comunicación e interacción de la pareja, y la detección de aquellas áreas que cada uno de los miembros considera problemáticas. Posteriormente, se trabaja, de forma individual y en pareja, la adquisición de un patrón de comunicación más constructivo y se entrena en habilidades que permitan mejorar aquellas áreas que cada una de las partes considera deficitarias (aprender a tomar decisiones conjuntas, incrementar las actividades gratificantes, revitalizar la vida sexual).

 

 

Manuel Núñez nº3 piso 3 oficina 3. Vigo.
Teléfonos: 986 436 253 - 663 408 108
E-mail: consulta@norbapsicologos.com
Número Registro Sanitario: C36-002184

  • Twitter Icono blanco
  • Blanca Facebook Icono

© NORBA PSICÓLOGOS