EL SENTIDO

La pérdida de un ser querido supone un gran impacto vital,  sin embargo, escuchamos testimonios  de personas que han perdido un hijo (tal vez la pérdida más dura que exista), hablando desde el dolor, pero con gran serenidad. Casos como el de Patricia, la madre de Gabriel o Santiago Cañizares y su mujer, sobrecogen;  pero tal vez lo que más sobrecoge es cómo afrontan el embiste. Ambos casos tiene en común, en que estos padres y esta madre se han saltado el por qué, y se han centrado en el para qué, en buscar un sentido, una utilidad a estas muertes, en principio, sin sentido.

 

El cerebro humano tiende a buscar un motivo para todos los reveses que nos ocurren, una causa, un origen, un culpable… de esta forma, atribuye una ceguera a un disgusto familiar  o un cáncer a un accidente de tráfico, pero cuando no encuentra un motivo, la persona se queda estancada en el por qué, pregunta que ante la pérdida de un ser querido no tiene respuesta.

 

Patricia, la madre de Gabriel, cree que la muerte de su hijo ha servido para sacar “lo bueno” de la gente, de todas las personas que se volcaron con el caso. Santiago Cañizares y su mujer cuentan que su hijo fallecido tras años de enfermedad, tenía la misión de enseñar algo.

 

Dejar de lado el por qué y encontrar un para qué, ayuda a sobrellevar la pérdida, no la hace menos dolorosa, pero sí contribuye a aceptarla y a superarla (o a vivir con ella).

 

Cuestionarse el porqué es inevitable, nuestro cerebro  busca un motivo; sin embargo,  si somos  capaces de no centrarnos en ello, asumiremos antes la pérdida, y, si conseguimos ir más allá y hallar un para qué, la sobrellevaremos mejor.

 

Gracias por leerme!

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Manuel Núñez nº3 piso 3 oficina 3. Vigo.
Teléfonos: 986 436 253 - 663 408 108
E-mail: consulta@norbapsicologos.com
Número Registro Sanitario: C36-002184

  • Twitter Icono blanco
  • Blanca Facebook Icono

© NORBA PSICÓLOGOS