¿CÓMO AYUDAR A UNA PERSONA EN DUELO?

 

 

Hay ocasiones, en las que no sabemos muy bien qué hacer ante una persona que se encuentra en proceso de duelo por una pérdida. Vemos a la persona hundida, distante, metida en su caparazón, o con llanto e intensas reacciones de ansiedad… y no sabemos muy bien qué hacer para ayudar y que resulte útil. He aquí unas cuantas pautas:

 

• Escuchar: es tal vez, la mejor herramienta en estos casos, aunque suponga escuchar lo mismo de forma repetida. Muchas veces, nos afanamos en encontrar palabras de consuelo… pero no suelen funcionar, la persona está tan sumida en su dolor que no hay palabras de consuelo que le sirvan; por lo tanto, lo mejor es limitarse a escuchar.

 

• Contacto físico: es el mejor acompañamiento de la escucha y el sustituto idóneo de las palabras de consuelo. Gestos como coger la mano o un apretón en el hombro, transmiten apoyo y compañía.

 

• Cuidado físico: estar pendiente de que la persona lleve un correcto aseo personal y una dieta adecuada. Es frecuente el abandonarse a la pena, y que dejen de ducharse o de comer.

 

• Distractores: suele ser de utilidad distraer al doliente, para que, durante un rato deje de pensar en la pérdida. Sin embargo, conviene ser prudentes en este aspecto: una reunión de amigos puede resultar abrumadora para la persona; basta con la compañía de unos pocos seres cercanos y hablar de otras cosas y proponer un pequeño paseo.

 

• Respetar su ritmo: es importante permitir al doliente que lleve el control sobre su proceso de duelo y que sea él/ella el que decida qué hacer con las pertenencias del fallecido. Presionarle/a para que se deshaga de la ropa, por ejemplo, puede hacer que la persona se aferre más ella y frenemos la resolución del duelo.

 

• Una persona, un duelo: el proceso de duelo es algo muy íntimo y personal, y no hay una única forma de llevarlo. Existe la creencia de que lo mejor es que la persona retire todas las pertenencias del fallecido cuanto antes, porque así se favorece la resolución del duelo, y eso pocas veces funciona. Es el doliente el que tiene que encontrar la forma de vivir con la pérdida; y mientras consiga recuperar su rutina de vida anterior (trabajo, vida familiar, vida social…), y un estado de ánimo estable, poco importa si conserva la ropa del fallecido en el armario o sus cenizas en la mesilla de noche.

Gracias por leerme!

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Manuel Núñez nº3 piso 3 oficina 3. Vigo.
Teléfonos: 986 436 253 - 663 408 108
E-mail: consulta@norbapsicologos.com
Número Registro Sanitario: C36-002184

  • Twitter Icono blanco
  • Blanca Facebook Icono

© NORBA PSICÓLOGOS