CUANDO LA ADOPCIÓN “FRACASA”

January 24, 2017

 

Existen varios estudios que evidencian que, entre los menores adoptados, se dan más casos de retraso psicomotor, dificultades de aprendizaje y problemas de conducta, en comparación con la población general. Una de las principales explicaciones a este fenómeno se basa en el hecho de que son niños/as que han pasado tiempo en instituciones infantiles, donde se les atiende de forma colectiva, y no tanto en función de sus necesidades individuales. Esta situación implica que los menores no disponen de una figura de apego a la cual vincularse, vínculo que está en la base de un desarrollo sano a nivel físico y emocional.
Un punto crítico en la historia vital de estos niños/as es la adolescencia, donde surgen o se agravan los problemas de conducta llegando episodios como escaparse de casa, robar dinero y objetos de valor, o agresiones físicas y verbales. Estas conductas generan un elevado nivel de tensión dentro del ámbito familiar, llegando a resultar desbordante; y es en este punto, cuando los padres adoptivos se plantean, y algunos llevan a cabo, la devolución del menor.
Los padres adoptivos reciben una preparación para la adopción, sin embargo, ningún padre/madre está preparado realmente para asumir primero, y manejar después, estas alteraciones del comportamiento. Surge la decepción, frente a la ilusión con la que se llevó a cabo el proceso de adopción, y la culpabilidad. Muchos de estos padres/madres se atribuyen a ellos mismos el fracaso, por no haber educado “correctamente” al menor; sin embargo, la educación recibida en casa, no explica en su totalidad los problemas de conducta de estos menores. Existen otros factores ajenos a la familia adoptiva, como antecedentes de patología mental del menor, tiempo y tipo de institucionalización, estilo de crianza de su familia de origen… que están en la base de su comportamiento disfuncional.
Por ello, las familias adoptivas necesitan ayuda, no sólo para manejar la conducta del menor, sino apoyo y recursos emocionales propios, que les permita asumir las alteraciones del comportamiento de sus hijos, y sobrellevarlas, así como reducir la carga de culpa.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Manuel Núñez nº3 piso 3 oficina 3. Vigo.
Teléfonos: 986 436 253 - 663 408 108
E-mail: consulta@norbapsicologos.com
Número Registro Sanitario: C36-002184

  • Twitter Icono blanco
  • Blanca Facebook Icono

© NORBA PSICÓLOGOS