BROTE PSICÓTICO: TE PUEDE PASAR A TI

 

 

 

Cuando escuchamos la expresión brote psicótico, muchas veces pensamos en el grado más elevado de locura (si es que para esto existen grados), que puede alcanzar una persona. Sin embargo, un brote psicótico es producto de una alteración cerebral que se da en un momento dado y que tiene una duración limitada en el tiempo. Los síntomas más comunes son las alucinaciones (escuchar voces o ruidos), delirios (creencias o ideas falsas) y comportamiento desorganizado (hablar solo, agresiones…). ¿Y a quién le suceden estas cosas? Pues realmente, nos puede ocurrir a cualquiera, y la razón es muy simple. A día de hoy, la opinión más extendida entre los expertos, es que la persona nace con una predisposición a desarrollarlo, lo cual significa que el brote puede desencadenarse o no. ¿Podemos saber si cada uno de nosotros tenemos la predisposición? Pues a ciencia cierta, no. Por otra parte, conviene tener en cuenta que el brote psicótico puede ser único o volver a repetirse; siendo más habitual esta segunda opción cuando se dan dentro de un grupo de enfermedades mentales denominadas psicosis, de entre las cuales, la más conocida es la esquizofrenia.

Como comentaba anteriormente, el brote psicótico tiene una duración limitada en el tiempo, es decir, una vez transcurrido el episodio  la  persona recupera su estado de normalidad y, lógicamente, le llegará información de su comportamiento durante el brote. En este punto, si ha llevado a cabo una agresión grave,  el paciente necesitará ayuda para asumirlo y su familia también, así como el receptor de la agresión y su familia.  No se trata de situaciones “al uso”, sino de circunstancias especiales donde el supuesto “verdugo”  es también, a la vez, “víctima” de su enfermedad.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Manuel Núñez nº3 piso 3 oficina 3. Vigo.
Teléfonos: 986 436 253 - 663 408 108
E-mail: consulta@norbapsicologos.com
Número Registro Sanitario: C36-002184

  • Twitter Icono blanco
  • Blanca Facebook Icono

© NORBA PSICÓLOGOS